Noviembre 2013

Localizar un contenido de marca, es adaptarlo al contexto de un mercado local. La complejidad de la localización consiste en traducir un contenido que fue pensado en otro idioma y otra cultura.

Localizar no es traducir palabra por palabra, sino transponer el universo, la imagen y la identidad de la marca teniendo en cuenta la sensibilidad local y respetando los códigos de las dos culturas.