Su catálogo desempeña un papel primordial para su marca, en la relación entre sus productos y sus clientes. El desafío de lograr normas de calidad apropiadas se vuelve cada vez más complejo con la multiplicación de las versiones lingüísticas producidas.

La dificultad aumenta en proporción directa con la variedad y complejidad de los idiomas traducidos. Los idiomas asiáticos, eslavos o árabes exigen un meticuloso trabajo de grafismo. Las fuentes y tamaños de caracteres deben ser adaptados sin afectar su maqueta gráfica inicial, que es un símbolo de su imagen de marca.

La experiencia de nuestro equipo multilingüe y nuestros procesos de producción certificados ISO 9001 garantizan la producción de material impreso de calidad en los mejores plazos de entrega.