Para disponer de subtítulos multilingües óptimos, se debe tener en cuenta los subtítulos en el idioma original, el audio original, el ritmo del vídeo y el modo de difusión, así como la cultura de la audiencia del mercado al que van dirigidos.

La transcripción del registro oral y del registro escrito debe ser conforme al estilo de la marca.

El confort de la lectura determina la concisión de los subtítulos (cantidad de palabras por minuto, cantidad de líneas por subtítulo, cantidad de caracteres por línea, etc.).

Los distintos mercados pueden solicitar modificaciones de los subtítulos que pueden implicar un ajuste de los códigos de tiempo (TC).

Una vez finalizado el subtítulo, Datawords puede convertirlo en todo tipo de formatos en función de sus necesidades (SRT, SUB, TTML, incrustación).